TERAPIA ANTIBIOPELÍCULA

Inicio Tecnología - Terapia Antibiopelícula

TERAPIA ANTIBIOPELÍCULA

La resistencia antimicrobiana y la multi-resistencia se asocian en gran medida al panorama sanitario mundial, en especial, en el tratamiento de las heridas crónicas de difícil cicatrización, donde las cifras actuales sitúan la presencia de biopelículas entre el 60 % y el 100 % de las heridas no cicatrizadas. Si bien el conocimiento del papel que desempeñan las biopelículas en la cronicidad de las heridas todavía se encuentra en sus primeras fases, se empieza a aceptar ampliamente que las heridas de difícil cicatrización contienen biopelículas y que, de algún modo, su presencia retrasa o impide la cicatrización. El tratamiento de las biopelículas en las heridas crónicas se está convirtiendo rápidamente en un objetivo principal del tratamiento de las heridas. Sin embargo, el tratamiento de las biopelículas es una tarea de una complejidad innegable.


Más allá de los pasos básicos de la prevención inicial (uso de fármacos para evitar la formación de biopelículas), eliminación (desbridamiento, eliminación de esfácelos) y prevención de nueva formación (uso de antimicrobianos), existe un gran número de parámetros del pacientes, así como ambientales y clínicos que se deben considerar cuando se identifica una solución a medida. La detección y la localización de las biopelículas en heridas crónicas proporciona información clínica útil que ayuda a evaluar y dirigir la eficacia del desbridamiento.


Sin embargo, se mantienen deficiencias en la base del conocimiento respecto a la detección y la localización de la biopelícula. Si bien las directrices existentes (por ejemplo, ESCMID 2015) ofrecen orientación en el diagnóstico y tratamiento de la infección de la biopelícula, hay preguntas que siguen sin respuesta, incluida la posible existencia de signos visuales que podrían ser útiles para decidir si se toma o no una biopsia.